¿HACIA DONDE TE GUÍAN TUS EMOCIONES?

Creo que las Emociones el puente no solo entre la mente y el cuerpo sino entre el mundo físico y el espíritual.

Dra. Candace Pert

Las emociones son guías hacia nosotros mismos, son infalibles mensajeras de cuán alineados estamos con nuestro ser más auténtico y con nuestro propósito..

No podemos elegir que aparezcan o no.

Sin pedir permiso, aparecen en el cuerpo en menos la mitad del tiempo que toma un parpadeo de ojos.

De repente, ante un acontecimiento, una catarata química es disparada en el cuerpo y nuestra disposición corporal y mental  se transforman.

Cuando fluyen con libertad, son una poderosa fuente de energía y vitalidad , son propulsoras hacia nuevos mundos.

 

Las emociones son portadoras de mensajes..

Nos hablan con mucha claridad de quienes somos nosotros frente a lo que sucede ahí afuera, nos hablan de cómo interpretamos el mundo, del impacto de nuestra cultura en nosotros y de los patrones y condicionamientos que surgen a raíz  modelos sociales en los que estamos inmersos.

También, nos muestran cuales son los patrones que ya no nos sirven y son canales de acceso a viejos recuerdos cristalizados en el cuerpo,

 

Cada emoción tiene su correlato en el cuerpo ya que una de las maneras que tienen de hacerse presentes a través del cuerpo es cargando de energía ciertas zonas y quitandolas de otras. Por esto Influyen en la tensión corporal, los gestos, los procesos de nuestros órganos y sistemas :respiratorio, digestivo, endócrino, circulatorio.

 

Otra manera de descubrirlas es a través de nuestra disposición al movimiento ya que se reflejan de manera directa en la relación que establecemos con nosotros y con otros: abrirnos, cerrarnos, luchar, huír, alcanzar, compartir, jugar, paralizarnos, abrazar,

 

Ellas tiene su propio lenguaje, un lenguaje que es necesario aprender ya que no es el lenguaje racional al que más estamos acostumbrados. Tiene otros códigos llenos de información que si aprendemos a decodificar se transforman en increíbles señales “de regreso a casa”.

Nos hablan de acerca de si nos estamos respetando a nosotros mismos, de cuán alineado está lo que hacemos con lo que realmente queremos hacer,

 

Si estás incómodo con una persona, si tu trabajo no te satisface, si no estás feliz con tu vida, quizas puedas preguntarte. ¿Qué emociones me aparecen cuando estoy en este lugar o con esta persona? ¿Cuál es el mensaje que estas emociones tienen para mi? ¿Cómo puedo transformar esto que siento?

Cuando aprendes a hablar con ellas, como si fueran las señales de tránsito en tu camino, te mostrarán el camino que conecta con tu  propósito, del camino que profundamente “tiene corazón”

 

Todos los caminos son iguales, no nos llevan a ninguna parte, por lo tanto ¡elige un camino con el  corazón! Carlos Castaneda.

 

Sin embargo la relación emoción- mensaje no necesariamente es lineal, es decir si bien podemos hacer alguna descripción acerca de lo que nos está diciendo cada emoción, comprender en profundidad que da origen nos lleva, muchas veces, a un proceso de reconstrucción de la interpretación que hicimos de nuestra historia.

Lo interesante y muy poderoso, es que a partir de allí podemos integrar aspectos que desde la mente racional habían quedado escindidos o reprimidos ocultos a la conciencia y resignificar desde la persona que hoy somos tanto los acontecimientos de nuestro pasado como los del presente.

Parte de esta resignificación tiene que ver con dar significado a lo que ocurrió, hacer espacio para atravesar las emociones que no tuvieron lugar para fluír en algún momento de nuestra vida para que esa parte nuestra que quedo paralizada, congelada, detenida en el tiempo, pueda ser integrada.

Este es el camino hacia una mayor vitalidad ya que se abrirán canales que habían queda obstruídos en el cuerpo bloqueando el paso de energía vital.

También abrirá paso a un ser más auténtico, más conectado consigo mismo y con la vida que lo rodea.

No se trata de perder el miedo a sentir sino de re-aprender a sentir , a dar lugar a las emociones, a relacionarnos con ellas, abrazarlas, agradecerles, amarlas.

Incorporar las emociones como compañeras y asesoras permanentes

Son nuestra parte más animal y al mismo tiempo la que nos humaniza.

Son  guías fundamentales para nuestra evolución espiritual.

Gracias a ellas podemos encontrar la manera de expresar nuestro espíritu en la tierra, conectar con un propósito más profundo y crear una vida plena de sentido.

En lugar de suprimir o reprimir las emociones, acepta que te acompañan  permanentemente , dales la bienvenida como lo harías con un amigo muy querido y aprendé a dialogar con ellas.

 

HABLAR DE EMOCIONES, ¿NOS HACE MAS INTELIGENTES EMOCIONALMENTE?

Uno de los grandes desafío que tenemos como seres humanos-pensantes es aprender a  poner la razón al servicio del sentir  en lugar explicar las emociones sin atravesarlas.

Tal como demuestran diversos estudios científicos, la principal función de nuestro cerebro es que lleguemos vivos a la noche, no que lleguemos felices, tampoco que disfrutemos el día. Dicho esto, si no hacemos una acción deliberada para conectar con lo que sentimos , simplemente creeremos ser seres RACIONALES  en lugar de darnos cuenta actuamos como SERES REACCIONANTES.

Solo el 5% de nuestras acciones son elegidas desde la mente conciente, es decir que el restante 95% de nuestra vida es comandado por “controles” totalmente fuera de “nuestro control”.

Creemos estar eligiendo nuestro comportamiento cuando son en realidad nuestro pasado y nuestro instinto de supervivencia los que están al mando de manera transparente.

El camino para ampliar nuestra conciencia y por ende nuestras posibilidades de elegir  son las EMOCIONES.

El único camino para desarrollar un crecimiento emocional  auténtico es SINTIENDO, PROCESANDO DESDE LA CONCIENCIA Y VOLVIENDO A SENTIR.

Podemos hablar de emociones, comprender su funcionamiento, tomar la enorme evidencia científica de la  que hoy nos provee, entre otras disciplinas, la Neurociencia.

Podemos comprender intelectualmente cual es el impacto en nuestras células, en nuestras actitudes, en nuestras  acciones de las emociones.

Todo esto apoya sin duda nuestra comprensión intelectual del mundo emocional y dado que somos seres racionales que necesitamos explicar todo es un punto importante. Sin embargo, solo a través de la vivencia genuina, del explorar con todos los sentidos nuestro mundo emocional  podemos evolucionar en este sentido, permiso para fluír y aprender a fluír con ellas, hacerles espacio y desde allí integrarlas e integrar nuestros mundos físico- emocional- mental y espiritual.

EL CAMINO MAS DIRECTO A NUESTRAS EMOCIONES ES A TRAVÉS DEL CUERPO